BLOGelMundodeYas

EDUCAR EN EL MIEDO

“El miedo no educa, el miedo daña su equilibrio emocional”

Esto es una frase que leí en un artículo hace muy poco. Dicho artículo, como podéis imaginar, habla sobre un tipo de educación en concreto. Te menciona la educación mediante el conductismo, donde hacer algo malo te trae como consecuencia un castigo, y hacer algo bueno, una recompensa. Este tipo de educación tiene tanto críticas como personas que están cien por cien de acuerdo.

Pero la realidad, es que esto trae como consecuencia que estos niños actúan por obligación y no por comprensión. Los premios y los castigos a veces son muy efectivos, otras por el contrario no. Los niños no deben orientar su comportamiento dependiendo de lo que van a recibir a cambio. Cuando a un niño se le educa, realmente, explicándole cada cosa que no entiende, lo que conseguiremos es que este niño no haga las cosas esperando una recompensa, que las haga porque lo siente así; y sobretodo que sepa que cuando haga algo bien, no siempre va a tener algo bueno esperándole. 

Tras este descubrimiento, mi mente pensó directamente a la educación que se les da a los niños hoy en día y sobre todo con el uso de las tecnologías. Es decir, ahora desde pequeños, los padres utilizan el uso del móvil, Tablet o cualquier otro aparato electrónico para recompensar a los niños si se portan bien, si esperan callados, si no lloran, si sacan buenas notas y un largo etcétera.

Creo que esta nueva educación que se está generando en esta época de tecnologías, a la larga traerá consecuencias para esos niños y niñas que nada más tener meses o pocos años ya están conectados a un aparato electrónico, en vez de disfrutar de la vida de niño o niña que hemos vivido las personas de mi edad y más mayores.

Está bastante claro que los aparatos electrónicos y el internet son fundamentales en nuestro día a día y que por supuesto nos ayudan a un sinfín de tareas diarias, pero siempre hay que saber llevar un control sobre ello y sobre todo en los menores.

Para finalizar, mi conclusión personal de esto, es que a nadie le pueden decir cómo educar a su hijo, ya que cada padre y madre optarán por la forma que crean más efectiva, pero si se puede aconsejar  y admitir consejos en la mejor forma para hacerlo.

Todas las personas deberíamos implicarnos más en la educación de las niñas y niños para así poder ahorrarnos muchas consecuencias e inconvenientes cuando estas personitas se hagan adultas.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: