BLOGelMundodeYas

Prisión Permanente Revisable

Tras los últimos casos que han ido saliendo sobre asesinato de gran gravedad, ya sea por Gabriel o Diana Quer entre otros, se ha empezado a hablar y comentar muchísimo más la denominada "Prisión Permanente Revisable". 

Sobre este tema tengo mis dudas. Como Integradora Social siempre he creído y creo en la reinserción de las personas, de todo tipo de personas, porque sino, bajo mi punto de vista no podría dedicarme a lo que me voy a dedicar. Luego llegan casos como el asesinato con ensañamiento, donde la persona no muestra ningún ápice de arrepentimiento, que incluso finge durante 12 largos días o escribe una carta a la familia comunicándoles que dentro de 7 años estará en libertad. En estos casos, ¿qué podríamos hacer? ¿Hablamos de psicópatas? ¿Estas personas tienen alguna forma de reinserción?

Frente a ello, mi gran preocupación de esta nueva medida que se está planteando es... ¿Cada cuánto tiempo se hará esa revisión? ¿Quiénes estimarán la pena concreta? ¿Y si nos equivocamos y pagan justos por pecadores? Quizás esa es mi mayor preocupación, que finalmente se termine destruyendo la reinserción o que metamos a alguna persona inocente durante tanto tiempo en la cárcel.

Comentándolo con mis más allegados, se defienden con que no hay una verdadera reinserción, que no está funcionando ni ha funcionado nunca. De acuerdo, si esto es verdad. ¿por qué no se estudian las formas para que esta sea más eficaz? Alguna forma habrá de reinsertar a todo tipo de personas ya que al menos se merecen, como mínimo una oportunidad.

Siempre creo que en la mayoría de los casos que se comente un delito grave, ha tenido que haber una causa que conlleve a esa consecuencia. Por lo tanto, como siempre, me repito en lo mismo. La educación es la base de todo. Sin una posible educación o con una educación escasa, muchas de nuestras funciones pierden calidad y pueden provocar trastornos por ello.

Tras todo esto, las redes se incendian y ves comentarios de todo tipo. Siempre respeto la opinión de toda las personas, pero no me parece de coherente usar la violencia contra una persona que ha hecho el mal, porque al fin y al cabo te conviertes en lo mismo que esa persona. Violencia con violencia no soluciona nada. Con el ojo por ojo, acabaremos todos ciegos. Por lo tanto, estos días desde que se conoció la noticia del hallazgo del cuerpo del pequeño Gabriel, las personas han pedido por las redes sociales que se vuelva a legalizar en España la pena de muerte. ¿Quiénes somos nosotros para decir quién vive o quién muere? ¿También nos convertiríamos en asesinos? Porque desde mi punto de vista, aunque esa persona haya hecho lo más malo del mundo, hay otras maneras de castigarla, no haciendo lo mismo que ha hecho ella. ¿Entonces, qué nos diferencia?

Por estos casos que tocan tanto el corazón de las personas, que nadie puede creer como una persona es capaz de ello, por ellos me replanteo esta nueva medida. Aunque a mi parecer habría que estudiarla muy bien antes de implantarla, preparar personal para poder llevarla a cabo de una manera eficiente, sin desatender las necesidades básicas de esas personas. Ya que la mayor condena para una persona es perder su libertad, si no somos libres, ¿qué somos? Con esto me acuerdo del primer trimestre cuando fuimos de visita al Centro Penitenciario de Algeciras y charlamos con algunos presos del módulo de drogadicción. Lo que más echaban de menos era andar en línea recta, dar un paseo o darle un beso a sus madres. 

Con estas confesiones de estas personas, queda claro como realmente se puede castigar sin necesidad de llegar a la muerte. Hoy día, gracias a la democracia en nuestro país está establecida la reinserción que da oportunidad a las personas, de mejor o de peor forma, eso siempre será cuestionable, pero al menos existe esa posibilidad que demuestra que el ser humano puedo tener empatía hasta en los casos más difíciles. 

Obviamente todo es mejorable siempre y se debe intentar mejorar. Pero mientras las mentalidades estés atrasas, la sociedad no podrá evolucionar.


Por Gabriel, por Diana Quer y por todas las personas que han pasado por lo mismo. Tengamos entereza y condenemos en la medida de lo posible. Nosotros no seremos ni nos convertiremos en asesinos.

El cielo esta noche tiene muchas estrellas brillando, que nunca dejarán de hacerlo.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: